Una nueva sentencia del Supremo consolida la jurisprudencia que considera consumidores a las comunidades de propietarios

Con esta sentencia la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha dejado muy claro que las comunidades de propietarios son, legalmente, consumidores.

La sentencia número 201/2021, de 13 de abril, de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo, dictada por el tribunal colegiado del que han formado parte los magistrados Ignacio Sancho Gargallo, Rafael Saraza, Pedro José Vela Juan María Díaz Fraile, este último como ponenteha confirmado la doctrina en cuanto a la calificación de persona jurídica consumidora de las comunidades de propietarios.

Y ha condenado, como tal consumidora, a una comunidad de propietarios de Madrid, a pagar los 92.358 euros impuestos por el tribunal de la Sección Decimonovena de la Audiencia Provincial de Madrid, en su sentencia de apelación, al haber incumplido uno de los artículos del contrato suscrito con la empresa de servicios ASG10, S.L.

Fue, precisamente, la demanda interpuesta por esta mercantil contra la comunidad de propietarios, la que dio origen a esta causa. ASG10, S.L., reclamó en primera instancia 665.508,82 euros, IVA incluido, por incumplimiento de contrato, al condominio, el nombre que se le daba en la antigua Roma a las comunidades de propietarios y como se le conoce en el mundo anglosajón.

La comunidad de propietarios de Madrid había contratado a ASG10, S.L. en 2007 para que gestionara su servicio de portería de la misma. Mediante acuerdo, pactaron un contrato por un año que se renovaría anualmente, a no ser que alguna de las partes lo denunciara con un mes de antelación al vencimiento.

El articulado comprendía una cláusula: Si el contrato se extinguía, la comunidad de propietarios no podría contratar en los años siguientes a ningún trabajador de la empresa de portería.

El contrato se extendió hasta el 31 de diciembre de 2014.

Primera consulta gratuita

X
Abrir Whatsapp
1
Hola, ¿En qué podemos ayudarte?